25 de juny 2017

EN RUTA 2016. BERAT (Albania).



Julio, uno de los meses mas calientes del año. Nosotros continuamos la ruta hacia el sur de Albania. A ver, buscando, algo que nos llamara la atención, algo diferente a lo habitual en el resto de los países anteriormente visitados.
En nuestro camino sin destino, se nos cruzo BERAT, y por una razón.   A las afueras de la ciudad, una estación de autobuses,en un campo, sin asfaltar, polvo por todos partes, era la base logística de la región centro para todo el País.
Nos encontrábamos en el centro de Albania y aquellos autobuses (Mercedes), se abrían en abanico, al norte, sur este y oeste.







Estaban en una explanada como he dicho con firme de tierra. Aparcados  unos frente a otros en dos hileras. En el centro un pasillo enorme. La gente llegaba en furgoneta, carros, acompañados de parientes que los acercaban. 
Me pasee con la camper por el centro de las hileras de autobuses, mezclado con coches, motos y carros. 
Comencé a fotografiarlos.     En un momento, como salidos de las piedras, varios hombres me amenazaban. !!No fotos!!. Haciendo el gesto de la maquina fotográfica con las manos. Habia conseguido, seis fotos y salí pitando del aparcamiento. Me supo muy mal, porque había una cincuentena de verdaderas joyas del pasado.  

Los autobuses casi todos de la marca Mercedes, construidos en los años 60s, no disponen de ningún adelanto de los hoy en día. Con el sofocante calor, las ventanas abiertas, protegiéndose del sol, con cortinas. Las puertas automáticas, tanto delanteras como trasera van abiertas para que entre aire.
La matricula española en Albania. La E, no es bien recibida y en Kosovo, ni te acerques, gracias a nuestro querido presidente del gobierno, que mantiene el veto a la independencia de Kosovo de Macedonia. Siempre creando amigos....

Berat se conoce por la ciudad de las mil ventanas. El sinónimo viene de un barrio al otro lado del rio Osum, que se construireron las casas en la ladera de una montaña y prácticamente todas iguales. O mismo sistema de construcción.



Quisimos visitar esta parte de la ciudad, pero no fuimos capaces de encontrar la entrada de un puente que comunica con ella. Siempre llegábamos a un sitio cercano, pero quedaba cortado cortado.
En la parte que nos movíamos, el centro de la ciudad, deducimos que había dos religiones. Encontramos una majestuosa Iglesia católica y varias mezquitas con sus minaretes resplandeciendo al sol.




Esta mezquita la cúpula del minarete esta recubierta de placas de plomo, para que reluzca mas al sol. De ahí su nombre Xhamia e plumbit. Las calles son incirculables, agujeros que te cubren una rueda, según en que barrios. El barrio pobre, la gente cocina en la calle, por falta de espacio en el interior y por la calor que genera el fuego. Tenias que tener cuidado en no llevarte una olla con la camper en estas callejuelas y mas si te cruzabas con alguna moto a gran velocidad. Fuimos a parar , a un mercado de objetos de segunda mano. Estaba el suelo lleno de trastos, principalmente de paramento del hogar.     Paellas puestas a la venta con el huevo enganchado de la ultima tortilla. Una bombilla,
una jabonera sin jabon, una taza de  water. Todo lo imaginable, terriblemente sucio.




La conducción en la ciudad, aunque con menos trafico, supera en locura a El Cairo, e Istambul. Todos los vehiculos que circulan son mayoritariamente de alta gama de las marcas, Mercedes y BMW.
Algún trabajador con buen sueldo se ha comprado, algún Fiat, Toyota etc.



Un mundo de contrastes.


Observando por la calle. Nos encontramos con una brigada de la limpieza municipal, compuesta por tres chicas. Una lleva una carretilla típica de obra, con rueda de goma y las otras dos una escoba grande cada una. Las estamos observando, porque no hacen nada. Han acabado, su jornada  laboral. Están en una parada de autobús. Una de las tres chicas sube a un autobús que ha llegado. la chica se lleva la escoba a casa. Las otras dos siguen caminos distintos. Conclusión se llevan el carro a casa. Tambien la otra escoba. Por la mañana se deberán de volver a encontrar, para comenzar otra jornada laboral.





Necesito moneda del Pais. Encuentro un banco, con cajero exterior. Un guardia jurado lo controla. Sigo observando a lo largo del día y efectivamente en cada cajero hay un guardia de seguridad controlan dolo.

La moneda es para entrar en un supermercado de cooperativa, para avituallar de comida, la despensa esta precaria.

En el interior hay tres dependientas, una en la caja, otra reponiendo y otra en una pequeña carniceria.
Busco queso, no hay, busco mermelada, no hay. Compro mantequilla que viene de Alemania. No hay nada del país, incluso la pasta es importada. Al final salgo con una triste barra de pan. Hoy tiraremos de restaurante.

Salimos de la ciudad por el lado opuesto de donde entramos. Vemos varios talleres de reparación de motos, coches y maquinaria agrícola, damos una vuelta a ver si encontramos algún camión, estamos secos de camiones y Bingo!!!, encontrados dos Skoda.




La juventud motorizándose.




Estos camiones Liaz, están trabajando a pleno 
rendimiento diariamente.




Otro vehículo muy usado en Albania como camioneta de 3.500 kilos. Es el triciclo. La mayoría importados de China, durante el corto tiempo que el Estado Chino a poyo al comunismo Albanes.
Es un vehículo muy practico y manejable.  Al llevar ruedas gemelas trasera, hace que abunde el sobrepeso.









Un pequeño Autobús IVECO de extraña configuración
parado en una gasolinera, de las muchas que hay y en
las cuales no ves nunca a nadie repostando. La gasolina
la hacen en casa para los potentes Mercedes?.




Salimos de Berat, subiremos hacia el norte hacia la región de Tirana. Hemos bajado el País por la izquierda y lo subiremos por el centro, el paisaje no destaca en nada.



Sin víveres, vamos ojeando algún restaurante cerca de la carretera, o encontrar un supermercado en condiciones de comprar algo tangible para nosotros.

Pasamos OTLLAK, a la salida del pueblo, vemos una terraza , donde una mujer hace carne a la brasa. Creemos que es un bar. Nos acercamos a ver si podemos comer. Con nuestro "albanes", tratamos de hacernos entender. Tiene un par de arcones congeladores llenos de carne. La mujer nos da precios de cada clase de carne. nosotros le decimos que queremos comer al final nos dice que si. Estamos en una carnicería de venta al publico, no en un bar, como creíamos.
 En una habitación de la casa, hay cuatro cinco hombres comiendo. Son de una obra del al lado en la carretera que han llegado a un acuerdo, para que la carnicera les asara carne. Ellos ya traían cervezas y ensalada, que previamente habían guardado al fresco en los arcones.
Total que la carnicera, nos pone una pequeña mesa en la terraza de su casa, nos facilita ensalada de los obreros, nos pone un plato de una especie de cuajada, plato típico de entrante. Pedimos cerveza, me da cerveza de los obreros, a mi mujer no "agua". Ella dice que también quiere una cerveza y la carnicera le regaña, pero se la sirve. La mujer se deshace con nosotros, en cumplimientos, abraza a mi mujer a cada momento con las manos enmascaradas de la brasa. Y la grasa del cordero.

Llama a gritos a una vecina que ha estado en Tirana y ha estudiado Ingles. Se asoma por una ventana de el bloque de enfrente y baja a saludarnos. Su ingles y el nuestro, mucho que desear. No sacamos nada en claro. Con un montón de abrazos, nos despedimos de la carnicera, que a mas, nos ha cortado una hermosa y fresca sandia. No nos quiere cobrar nada. Al final nos dice 800 l.Al cambio unos 6 euros que servirán para pagar la ensalada y las dos cervezas a los obreros. La carnicera y la interprete, se preguntan que hacemos en un Pais que no hay nada. Le estaña mucho, que hacen dos españoles en Albania. 
Tomamos café y otra vez a la carretera.  Dirección hacia el Norte.

La carretera es una pena de agujeros. Paramos en una gasolinera "vacia" tienen un pequeño bar y tomamos un refresco. Tienen jaulas de gallinas en venta al lado de los surtidores. ¿compramos una gallina?. Detrás de la gasolinera un VOLVO de la serie F, perfectamente cuidado.