3 de març 2017

TRANSPORTS ARGELICH.




Imágenes del Pegaso 200 con  eje de sobrecarga, para 26.000 de PMA.


introducción de los primeros de Argelich. SA. 
Un ACLO i un Pegaso cabeza cuadrada.
Un doble carro y un pegaso cabeza cuadrada.
cuatro ejes.





El Pegaso 200 del Sr. Argelich.
El Sr Argelich, quiere preservar varios Pegasos, que guarda en en un cercado. Estuve visitando los , y explicandome que con el tiempo, los restauraria. Lo que le falta precisamente es el tiempo.
 En una nave, guarda un Pegaso 1100 ademas de dos vehiculos restaurados, los embriones de la empresa. Un Ford V8 de gasolina, verde inmaculado y un Bedford de color granate, también perfectamente conservado. En las instalaciones de Iveco de Mollerussa, guarda un Pegaso Barajas, totalmente reconstruido, a falta de la carrocería. 



El Pegaso 200 con carroceria frigorifica.


El parachoques y los guardabarros asi como el 
perfil bajo del frigorífico, pintados de rojo, Deno-
tan que este camión pertenecio a la industria cárnica
Leridana  L'Agudana


Detalle de el eje de sobrecarga que equipa
 este camión frigorifico



Dentro la cabina a la izquierda, encontramos el 
deposito de liquido de la servodirección.
En la caña de la dirección, la bomba hidráulica.
Tapizado del túnel motor con plástico acolchado
y removible, ya que muchas veces tenias que abrir
el capó interior. La maneta del cambio a la bola
por aire comprimido, substituyendo a la palanca
 mecanica situada debajo el volante a la izquierda.



El asiento de hule, con el soporte de madera
de contrachapado. El freno de mano de aire
acoplado. Aquí substituido por uno moderno.
Si nos fijamos en esta foto. El tubo de la maneta
de cambio, esta roto dejando de ver, los dos
tubos de nylon del suministro y vuelta de aire.
Romper las cañas del cambio de bola era muy habitual.
Pegaso fallo con estos tubos. Yo tambien habia
roto una de un cabeza cuadrada mas moderno.


El tablier, plástico y no plástico, un material muy
raro, parecido al que se usa actualmente, para los
paragolpes de los coches.


Panel de mando, donde nos encontramos que hubo
que instalar un tacógrafo, sustituyendo la libreta.
Los intermitentes y cambio de luces, de Pegaso Comet.


El famoso cambio de bola, que solo cambiaba la maneta.
El cambio era el mismo, que cuando era mecánico.
La bola o anteriormente la palanca, hacían que 
actuara una multiplicadora de media marcha. Acoplada
detrás de la caja de cambios.


Collado a la barra de dirección con un soporte 
y dos tornillos, esta el bloqueador del tercer
eje posterior. Este bloqueador actuado por aire,
era de uso imprescindible para maniobrar marcha 
atrás. Clavaba  el eje loco trasero, arrastrandolo
y podias hacer la maniobra con el eje de las gemelas.
Tambien era imprescindible en rectas, ya que
  al pasar por un bache, rotura de asfalto, saltaba
el eje se volvía loco y lo mejor que podía pasar era el
vuelco del camión.  Habia de ser muy fino en 
fijar el eje. En nuestra empresa también tuvimos
experiencia de estos vuelcos. Incluso uno fue
directo al desguace.


El techo pintado, sin tapizado ninguno.
 En verano calor, en invierno frío.
Cuando llovía, la humedad lo empapaba
 en finas gotas. Si eras fumador tenia que
tener mucho cuidado, de que siempre estuviera
limpio, ya que la nicotina marrón acumulada
en el techo. Te manchaba la cabeza y la ropa.