9 de febr. 2016

BROCKWAY. I el transport d'aviram.




 Camió BROCKWAY M-41.199
 de Arcadi Galbas Meya.



Este camión de procedencia americana.
 llegaba fabricat al 1932 a España en chasis. 
  Teniendoque fabricar por algun carpintero, el habitaculo.
Su compra por el Señor Galbas,  de segunda mano
solo conservaba del Brockway original, el motor.
Este motor era peculiar y único en sus tiempos.
arquitectura de seis cilindros en línea,
 con doble encendido,ya que incorporaba
 dos bujías laterales en cada costado
 del bloque dos por cilindro.
      Doce cables al distribuidor. El camión
Venia con un volquete acoplado, que Galbas,
desmonto y guardo en su garage.
El puzle del camión se componia de:

El cambio era acoplado de un camión 3HC,
 del modelo Katiuska.

El diferencial venía de uno de los dos,
 que montaba del camión militar GMC.

La dirección era del Hispano-Suiza de morro.

Para poder identificar un vehiculo de la epoca.!!!

En su ultima etapa, se le equipo, otra vez el volquete,
y con el dedicando se a la distribución de carbón a granel,
desde el puerto, a las diferentes fábricas textiles
de Barcelona para alimentar las calderas de vapor.





Imagen del Sr. Arcadi Galbas Meya, en una parada en Tona.



Con el tiempo, el motor del Brockway,
dejo de funcionar, acoplando un motor
de Bedford de gasolina y también seis
cilindros. Entre 1940 y 1945, este
motor funcionó, con una instalación
de gasogeno, cuyo combustible era la
madera. Eran los gasógenos de petaca.
Su fin fue con uno de los primeros 
Barreiros también de seis cilindros.
Su trabajo consistia en ir por los mercados
de Catalunya a recoger la mercancía que 
previamente había comprado su cliente.

El trabajo consistia en salir de Barcelona,
a las 3 de la madrugada cargado de
 cajas-jaula vacías.
 Los lunes mercado de Manlleu. Osona.
Martes mercado de Hostalric. La Selva.
Miércoles, mercado de Sant Celoni. Valles.
Los Jueves a Granollers.
Los Viernes, provincia de Girona. La Bisbal.
como colofón
los sábados el activo mercat de Vic.
Cuando había un pinchazo, se sacaba
 la cámara y se reparaba en el lugar.


Con una mancha algo mayor que las de 
las bicicletas, se hinchaba, y a correr.


A la llegaba a los mercados, se repartían en
varios sitios de la plaza, las jaulas vacías.
El cliente que había venido el dia anterior
en tren y alojado en un hotel de la población.
Para empezar la compra las siete de la mañana. 
El cliente se colocaba delante 
de las jaulas que había pedido al transportista.
Las payesas llegadas en tartanas de las masías. 
Ofrecían con sus cestos de mimbre y tela
metálica, los conejos, los huevos,los pollos
y gallinas, también esporádicamente se llevaban
caracoles. El trato era un tira y afloja, payesa, comprador.
A medida que se iban comprando animales
se iban llenando las jaulas. Hasta completar la compra.
A las diez de la mañana se empezaba a cargar
había prisa, se tenia que repartir por toda
Barcelona. Antes de salir, había que tomar
nota de toda la carga cliente por cliente. El
motivo, la declaración del Fielato de la entrada
de Barcelona, en el Coll de Finestres, lindando
con Montcada.
Cada jaula tenía que llevar una cantidad estipulada
para este impuesto, si el propietario, ponia mas
animales la multa si les pillaban, la pagaba el.

Jaula de conejos, 30 conejos, 0'33 céntimos por
conejo.
Jaula de pollos 25 pollos, 0'50 céntimos por pollo.
Jaula con huevos, 120 docenas por caja, 30 docenas
por cuatro pisos de paja y huevos. Fielato, 0'10
centimos por docena.
Pagado el Fielato, el reparto por toda, Barcelona.
Tiendas y mercados. Cada cliente lo que ha comprado.
Ahora había que sortear LA RONDA, dos inspectores,
que te podías encontrar por Sant Andreu, El Clot o 
La Sagrera.  Estos te pedían el albarán del fielato.
Miraban la carga y si no se fiaban,
 venían contigo en todo el reparto. Al descargar en
cada cliente, contaban lo que había en la jaula, si
habia de mas, pagabas por cada animal de MATUTA
tres veces mas del impuesto del Fielato. Corria el año
1945











Agradecimiento al Sr. Arcadi Galbas Meya.