19 d’oct. 2015

VEHICULOS EN LA FERIA DE MIREPOIX. (Ariege)




Mirepoix que en idioma occitano quiere decir , mirando los peces. Es una agradable Villa en el Sur de Francia, uno de estos pueblos cobijados por los pirineos, la vegetación , las termas y  sus múltiples riachuelos.
Lo mas emblemático es su plaza mayor porchada, con gruesa vigas, alcanzando unas longitudes increíbles en grosor y largura. Debido a su grosor en la mayoría de ellas se han tallado con cabezas de personajes medievales.





Hemos llegado en sábado de feria,
 y habiendo feria, seguro que 
algún camión clásico acompañara
 a los feriantes.




Pegado a la Catedral, encontramos este
Volvo F-88, en perfecto estado de marcha.
Este camión fabricado en Suecia entre,
los años 1965 a 1977, fue el éxito que
lanzo a Volvo a la internacionalidad,
 llegándose a fabricar unas 60.000 unidades.
Equipaba un motor de seis cilindros que
desarrollaba 200 CV. Posteriormente se 
le añadió un turbo llegando a los 260 CV.
Lo mismo que el Pegaso 200.



Otro Volvo, este es un F-89, encajado dentro
el F-88, sencillamente con un motor mas grande
y también turbo alimentado, dando 100 CV,
 mas de potencia.Al Hacer el motor mas grande 
creció en altura lo que obligo a tumbarlo un 
poco hacia la derecha, cosa que hizo que este
modelo no se pudo comercializar con volante
a la derecha.


Iveco Turbo-Star 360 CV. Con doble
carro. Este camión fue la maravilla de
la marca IVECO.




Scania carrozado como furgón, también
a la feria de Mirepoix.




Con alambres y cuerdas, una roulotte
encima de un remolque convencional.


Camioneta Renault en pleno trabajo.


Camioneta Toyota para obras.


Catedral de Mirepoix.