12 d’abr. 2013

ORIENTE SLIVEN (BG) Istambul (TR) Primera Part.




Lunes 16.07.12. Sliven (Bulgaria) Istambul Turquia).  398 Kilómetros.


Después de abandonar el magnifico apartamento en que habíamos pasado la noche, almorzamos en la terraza del Hotel,






 eramos los únicos clientes, tomamos un café con leche y pasamos de bollería  ni panecillos, aunque creo que tampoco tenían.  La camper bien resguardada en la gasolinera anexa al Hotel, nos esperaba.  Quería llenar el deposito de agua sanitaria, imposible, no había ningún grifo ni ninguna manguera, al chico que la vigilo toda la noche le preguntaba por una manguera en Catalanobulgaroingles, pero no nos entendíamos, le abrí el tapón, para que lo viera, el chico lee en alemán Wasser, aquí ya empezó el caos mental del chico. La furgoneta va con agua, en España circulan con agua, debía de pensar ya que el tapón del agua es el visible y mas  disimulado el de gas oíl. Nos fuimos, el chaval se quedo rascándose la cabeza, tenia que pensar.







Son las ocho de la mañana estamos a 31º, estamos en una barriada de Sliven, tampoco el pueblo es que sea muy grande, es como los que vamos atravesando por el camino. en una explanada y a la puerta de una casa de construcción baja como si fueran oficinas o un colegio, una cola de gente pide algo, los que salen algo llevan, la gente se ve muy pobre, los que han venido con carros y caballos los tienen comiendo en un césped lleno de charcos de agua.














 la miseria es total, parece un reportage de qualquier región pobre de la India o Africay Bulgaria es -- Mercado comun europeo---. Que pretende Europa con Bulgaria y Rumania, principalmente Bulgaria, un pais lleno de grandes fabricas abandonadas por el regimen comunista sin ninguna producción,








 donde fuera de las grandes ciudades hay mas carros tirados por caballos que automoviles en el año 2012. O hay que sacar algo,o venderles nuestros sobrantes. De verdad saliendo de las rutas turisticas es donde verdaderamente ves lo que hay en un pais.
Almorzamos en la carretera a la sombra de un arbol, esta lleno de moscas, cerca tenemos a unas vendedoras de melocotones y tomates, por un Euro nos llenan dos bolsas, tres o cuatro kilos. Son las nueve de la mañana ya estamos a 32º, queremos comrar en una pequeña tienda pero no tenemos moneda, solo la visa y no la aceptan, mas adelante ya cambiaremos. Hemos llegado a un pueblo igual que los que hizo  Franco en el plan nacional de colonizacion. Todas las calles son perpenticulares y horizontales con las mismas medidas, las casas son iguales, lo que con el tiempo sus propietarios han idi haciendo pequeños arreglos.Las calles llenas de arboles de una altura poco significatiba pero suficientes para dar sombra. De donde hemos aparcado, no paran de pasar carros, arriba,  abajo a buscar agua al rio, a comprar tomates, a no se que detras nuestro en una antigua fabrica abandonada, pero verdadderamente es un gran trajin.












Los carros Búlgaros tienen la misma estructura que los Rumanos, pero son mas pequeños, como si les hubieran reducido a escala.
Cogemos la camper i damos una vuelta por el pueblo, andando no seria conveniente. Atravesamos un cementerio sin tapias ni ninguna señal de acordonamiento. La gente esta enterrada en el suelo, no hay nichos, ni panteones de piedra. Muy pocas cruces y el resto piedras clavadas en el suelo en la cabezera del pequeño monticulo que forma el cadaver. Un gran cartel de madera sujetado por dos poste, espone las fotografias de los ultimos que han sido enterrados.





 estas fotos tambien las hemos visto en algunas casas. ¿Seran las de los difuntos?. Las inscripciones en las piedras no las entendemos, si el nombre de la personay la fecha de su muerte. Las fechas en la mayoria son de gente muy joven, y los mayores ninguna llega a los sesenta años.
Delante una casa atado a un arbol hay un coche fabricado en madera, como si fuera un juguete para un niño, como tiene ruedas y el blog, es --imatgessobrerodes-, como no hay que fotografiarlo.
Estamos en uno de los paises que las piedras ven. No hay nadie en la calle desde que nos hemos adentrado en este pueblo, pero al bajar de la Camper para tirar la foto, se abre la puerta de la casa.
Sale un hombre de unos cincueta años y nos dice si nos gusta en su lenguaje, o esto es lo que da a entender. Nos quiere hacer entrar en la casa que tiene mas cosas de madera hechas a mano por el . Nuria es reticente, al final accedemos y nos enseña un sinfin de cachivaches hechos a mano en madera que envuelven una sala donde deben pasaar los crudos inviernos al lado de una gran chimenea. Quiere que suba arriba a un piso a ver mas cosa, le digo que no, pero insiste a traves de un visillo que se mueve de la casa veo que hay mas gente, pero que no da señales de vida, ademas en la entrada de el piso, estan las zapatillas del hombre y dos pares de zapatos mas, unos de mujer y otros de niño o niña que deben estar dentro, ya que hay que descalzarse para entrar en la casa. El hombre insiste, le digo que no, me pide dinero, le hago una señal a Nuria que vaya saliendo de la puerta del jardin hacia la Camper, el hombre me agarra del brazo, haciendome la señal de dinero, insisto que no, me voy desaciendo de el hasta salir a la calle. Arranco la Camper y salgo disparado del lugar, pero no sin acabar de ver el pueblo que es todo igual, salvo una pequeña mezquita al fondo.
Son las 10 de la mañana 33º.
Seguimos con imagenes del camino, los jovenes no usan camisa, van con el torso descubierto, los semaforos como en Inglaterra siguen las tres fases de luces al encenderse y al apagarse. Los autobuses de cercanias llevan cortinas, para protegerse de el sol.














Las grandes tuberías van y vienen a los pueblos y ciudades llevando el agua caliente de el sinfín de centrales térmicas que hay. Las tuberías algunas descarnadas dejan colgar parte de la capa de amianto que las recubre. Salimos de este País de tramite,lo hemos atravesado de norte a sur, sin desplazarnos al Oeste hasta Sofia, o al este las costas del Mar Negro. No nos interés  hemos visto suficiente. Son las 13 horas estamos a 38º y entramos a la frontera Turca.
Cogemos una fila de las varia que hay para entrar como si fuera una estación de trenes o autobuses.
Primera garita. Pasaportes
Segunda garita. Documentación vehículo.
Tercera aparcar donde no estorbe y volver a la primera garita que se ha quedado con los pasaportes
Recoger pasaportes he ir ha hacer los visados de entrada, atravesando cinco corredores llenos de camiones con problemas de papeles esperando. 
Un camionero me dice cual es la ventanilla de visados. Aquello esta cerrado y no hay nadie. Voy a otra sala que se dedican a otra cosa y pregunto por los visado, me remiten a la ventanilla de el otro pasillo que ya había ido y continua cerrada. Le pregunto a un funcionario creo yo ya que lleva corbata. Me acompañan al mismo lugar. Intenta abrir la puerta y no puede. Me hace la señal de que mes espere y se va. Al rato vuelve con un Señor regordete, bajito y un gran bigote. En la mano una servilleta de ropa de cuadros de toda la vida, fregándose la cara. Entra en el despacho me hace entrar, pidiendome los pasaporte  le estampa los sellos, me pide cincuenta Euros, me da un recibo, guarda el dinero bajo llave en un armario, metálico y alez alez los tres hacia la puerta esta vez la cierra con llave, se pone la servilleta entre el cuello y la camisa y se larga. Coño de español tocando los huevos a la hora de comer para un visado.
Vuelvo a la primera garita, el agente ve que ya tengo los visados y amablemente. Bienvenido a Turquía.
Andamos hasta donde había dejado la Camper el sol es horroroso al salir de los pórticos de los carriles aduaneros y cogemos...<una AUTOPISTA>. Que agradable. Pienso en tirarme debajo de la camper con una llave inglesa y reapretar todas la tornilleria del vehículo  España el peor País Europeo en los años cincuenta en carreteras estaba mejor que lo que hemos hecho.
Se acabaron los agujeros de Bulgaria, las carreteras estrechas, estábamos llegando a la civilización automovilística metafóricamente hablando.
Llegamos al primer peaje y antes de entrar en el hay unas pequeñas oficinas de la autopista, como que he visto muchos letreros raros, opto por preguntar. Se me aconseja coger una tarjeta monedero que en cada peaje me descuenta y si el reflejo del sol te lo permite, sabes lo que vale, y lo que te queda.
Las tarjetas son de varios precios escogiendo aconsejado por el empleado de la Autopista una de veinte Euros. Le digo que quiero cruzar todo el país hasta tocar pared con Irán y volver hasta Estambul, veinte Euros suficiente, hay mucha autovía y carretera que no son de pago.
Estamos en Edirme. Hacemos unos kilómetros y decidimos parar a comer en un Área de la Autopista. Algunas Áreas son curiosas ya que los camiones aparcan en otra zona diferente de los turismos, donde tienen otro restaurante y alinean los camiones frente a la puerta del mismo, donde unos hombres con gruesas mangueras, desde que llegan hasta que se van no dejan de refrescarse con agua las cabinas. En Turquia, como en otros detalles que hemos visto, se ve que el agua es un sobrante.
En esta Área como debe ser la mas internacional ya que esta cerca de la frontera el edificio principal es para todo. Al lado del restaurante unos jardines bien cuidados y el contraste es gallinas corriendo en medio de las flores. A la izquierda una Mezquita blanca pequeñita para tres o cuatro personas.
Entramos en el restaurante, tres camareros nos atienden, el principal y dos ayudantes, la amabilidad es total nos enseñan el menú en fotos, escogemos uno de Ternera, arroz y samfaina, esta riquísimo  Los tres menús quince euros, con pan, agua y tres cafés.
llegamos a Estambul a las seis de la tarde. No se donde saque yo de un libro, o conversación que me hospedara en el lado Europeo ya que era el mas seguro ya que llevábamos la casa a cuestas y no tuviéramos un disgusto.
















Atego con acerbi.