4 de nov. 2016

EL CHEVI DE HARRY.



Comprado en Madrid en un Auto-Retro,
con apuesta incluida, y   dinero en mano.
Al cerrar el evento, partió hacia El Bierzo.





Perfectamente conservado por Harry, sus
cromados relucen al sol.


Su misión, recoger piezas de recambio, para su taller
de restauración. Ademas de acercarse cada mañana
del Taller, al Bar. Y por la tarde, el mismo camino
para el vinillo.


Perfectamente, cuidado  interior.


Have a good way Harry.